jueves, 8 de mayo de 2014

Crítica de Juego de Tronos: Quinto Capítulo, Cuarta Temporada


Esta semana hemos tenido, creo yo, el mejor capítulo en lo que va de temporada. No han pasado grandes cosas, pero todo lo que ha sucedido ha estado bien llevado, bien interpretado, y lo más importante, ha hecho avanzar la trama y ha sentado las bases de lo que va a ser la segunda mitad de la cuarta temporada. Por una parte tenemos la coronación de Tommen en Desembarco del Rey, donde vemos a Cersei, Tywin y Margaery tomando posiciones. Conocemos la resolución de las tramas de Jon y Bran, que se habían quedado un poco en el aire tras el giro de tuerca del último capítulo, y damos un paso muy importante en la trama de Sansa. También hay tres breves escenas con Daenerys, Brienne y Arya, que no aportan demasiado a la trama (exceptuando la de Daenerys), pero sí nos permiten ver cómo van evolucionando los personajes.
Se echa de menos a Tyrion, que no aparece en este episodio, y sobre todo a Asha Greyjoy, de la que me sorprende que aún no sepamos nada, porque al final de la pasada temporada la vimos embarcando en Pyke para ir a salvar a su hermano. A quien no echo de menos en absoluto es a Ramsay y sus burradas, aunque me temo que pronto volverán. Supongo, y espero, que hagan coincidir su regreso con la reaparición de Asha.
Vamos con el comentario del capítulo, como siempre, con SPOILERS:


Lo que me ha gustado:

-La coronación de Tommen ha estado genial. Sus miradas cómplices con Margaery, la conversación entre Cersei y la joven Tyrell (me llama la atención que vayan tan de amiguitas; a ver cómo se lo montan los guionistas para comenzar la rivalidad entre ellas), y también la posterior conversación entre Tywin y Cersei, cuando queda claro algo que me parece muy importante: por qué es tan decisiva la alianza con los Tyrell ahora que ha llegado la paz. Contra lo que muchos creen, los Lannister no cagan oro (de hecho, van bastante estreñidos a juzgar por las palabras de lord Tywin), y los Tyrell no sólo son los señores de una de las tierras más ricas de Poniente sino que encima son de los pocos que no se han desangrado económicamente con la guerra, por lo cual convertirlos en familia común es la mejor forma de asegurarse de que ayudarán a pagar la deuda que tiene la Corona con el Banco de Hierro de Braavos.

-Más adelante, Cersei tiene otra escena, esta vez con Oberyn Martell, que también me ha gustado. Que a la Leona se le está yendo la pinza y no es tan lista como se cree ya lo sabemos todos, pero es interesante saber que la Cersei astuta y manipuladora sigue estando presente, En este caso, atacando a Oberyn por su punto más débil, el amor a la familia. Empatizando con él en este sentido, intenta conseguir su simpatía porque sabe que es uno de los jueces que condenará a Tyrion. Y de momento la Víbora Roja de Dorne parece haber mordido el anzuelo... o ha fingido haberlo hecho.

-Muy buena también la escena de Sansa. decisiva a la hora de mostrar los verdaderos sentimientos de Meñique y la locura obsesiva de Lysa, que pasa de la amabilidad a la paranoia en un suspiro. A destacar el genial duelo interpretativo entre Kate Dickie y Sophie Turner, donde la actuación de esta última es magistral. ¡Ojalá veamos más interpretaciones como éstas!

-Buena resolución a la trama de Jon y Bran. Me ha impresionado bastante que al final sea Bran quien mate a Locke (al final tanto peligro con lord Bolton y luego qué rápido se ha finiquitado este asunto). En cuanto a Jon Nieve y sus hermanos, me ha gustado que por fin tengan una buena pelea y la Guardia de la Noche haga al fin lo que se supone que debe hacer: impartir justicia y controlar a los cuervos rebeldes, por ejemplo. La muerte de Karl tiene el toque justo de gore para ser espectacular sin ser excesivamente desagradable. Y también recibimos el toque justo de drama cuando Bran, mirando a su medio hermano Jon y a un paso de poder reunirse con él, se ve obligado a abandonarlo sin poder abrazarlo de nuevo porque Jojen y Meera le advierten que si se reunen Jon querrá protegerlo y llevarlo de vuelta al Castillo Negro a cualquier precio. Sé que era necesario para la trama que Jon y Bran no se reencontrasen, pero me ha dado mucha pena ver a los hermanos Stark tan cerca y que tengan que separarse de nuevo... tal vez para siempre. Lo único que me ha quedado con esta escena es una duda: ¿a dónde irán las esposas-hijas de Craster si no quieren ir al Muro y su casa ha sido quemada hasta los cimientos?

-Arya mola practicando la danza del agua. Y el Perro es un bruto, pero tal vez sus consejos sobre combate le sean útiles a la loba Stark, si sabe cómo aprovecharlos. Aunque tal vez a ambos les vendrían bien unas clases prácticas con Bronn o con Oberyn Martell, que también pueden decir cómo un guerrero con agilidad y destreza es capaz de derrotar a una bestia parda con armadura y mandoble.


Lo que no me acaba de convencer:

-La escena de Daenerys es correcta, pero me pregunto por qué ser Jorah le cuenta tan deprisa los desastres que han sucedido en Yunkai y Astapor si se supone que quiere que ella vuelva a Poniente. Por cómo se comporta, casi parece que no desea que vuelvan, pero, ¿por qué? ¿Acaso la mayor aspiración de ser Jorah en los libros no era regresar a casa?

-¿Por qué Pod tiene que ser tan torpe? Ya sabemos que es el alivio cómico de la historia, pero de ahí a que siendo escudero y de noble cuna no sepa montar a caballo...


Lo que NO me ha gustado:

-Me desconcierta que Lysa Arryn tenga semejante ataque de sinceridad y suelte por las buenas, y tan pronto, la verdad acerca del asesinato de Jon Arryn. Sobre todo teniendo en cuenta que Sansa se acababa de marchar, ¡y que tenía al septón esperando al otro lado de la puerta! Creo que la revelación ha llegado en un momento extraño e inoportuno; quedaba mucho mejor en el libro, cuando lo soltaba todo en un ataque de ira y rabia casi al final de la novela.

-¿Por qué Petyr presenta a Alayne como su sobrina, cuando todo el mundo sabe que no tiene hermanos? Fail. Era mucho mejor la idea de la hija bastarda. No sólo por eso, sino porque como el propio Meñique dice en la novela, un pariente legítimo genera curiosidad, mientras que es de mala educación preguntar por el origen de un bastardo.

4 comentarios:

José Luis Busto dijo...

¡Yuju! ¡Esta semana soy el primero en comentar! Muy buena crítica, Estelwen. Estoy de acuerdo con casi todo.

A mí la escena de la escaramuza en el torreón de Craster me pareció, sin embargo, bastante floja. No me acabo de creer eso de que en medio de una batalla que transcurre a diez metros de distancia a Locke le dé tiempo a entrar en la cabaña sin que nadie lo vea y largarse de allí con Bran a cuestas. Por otra parte, fijaos en que los cuervos deciden esperar hasta la noche para atacar con el factor sorpresa, pero a la hora de la verdad entran haciendo más ruido que una manada de mamuts. ¿Para eso hizo falta esperar? Al que se defiende de la primera embestida de Jon Nieve le dio tiempo a violar a todas las pobres mujeres, echarse el cigarrito de después y vestirse una coraza completa antes de entrar en batalla.

Lo de Cersei y Margaery, más que una conversación entre amiguitas me pareció algo así como un duelo entre un escorpión y una víbora. "Aunque parezca mentira, no había pensado en eso". Ja. Parecía que estaban compitiendo a ver quién soltaba la mentira más gorda sin descojonarse.

Por lo que respeccta a Pod, me da la impresión de que los directores no saben muy bien qué hacer con él y que dijeron: bueno, vamos a probar a ver si al menos funciona como contrapunto cómico. Pues, al menos conmigo, funcionó bien la idea: prefiero a este Pod que al inexpresivo adolescente que con la luna llena se transformaba en un desbocado semental para regocijo de las putas de la capital.

En cuanto a Lady Lysa y a Robalito, unas interpretaciones excelentes. Después de la muerte de Joffrey, ya tenemos a un nuevo ganador del premio al niño más malcriado de poniente. Lástima lo de esa declaración tan a destiempo. Primera norma para un guionista: no hagas que los personajes parezca que hablan con el espectador.

Elihú Juárez dijo...

A mí fue el capítulo que menos me ha gustado de la temporada. Conste que no es malo, para nada, pero me dejó una sensación insatisfecha.

Tampoco estoy de acuerdo con cómo soltaron lo de Jon Arryn, pierde todo el impacto y muchos no lectores que conozco ni se dieron por enterados.

Yo sí extraño a Ramsay y a Hediondo, se me ha hecho super raro que los guionistas sólo los hayan sacado una vez durante toda la temporada.

Hasta el momento, sin embargo, es la temporada que más me está gustando de todas. Veamos qué tal lo hacen con la mitad que queda, que sin duda será mucho más intensa.

Laura Sánchez Méndez dijo...

A mí me ha parecido un episodio ÉPICO! Me ha gustado prácticamente todo, de principio a fin. Mucho mejor que el anterior, que me dejó muy mal sabor de boca por la escena del torreón de Craster, con tantas violaciones. Aquí por fin se empieza a meter leña!

Margaery y Cersei están muy bien, aunque su diálogo es un poco desconcertante. No sé si Cersei quería jugar al despiste con Margaery, pero ella ha salvado bien el tipo. La escena con Oberyn me ha parecido un poco rara, pero correcta. Aunque eso de enviar un barco me parece un poco raro... ¿Será para que Myrcella lo pueda utilizar más adelante, para regresar a Desembarco?

Las escenas de Sansa me han gustado, pero coincido en el fallo de presentarla como sobrina de Meñique. Además, no me parece prudente decirle a un niño como Robin (medio lelo, vamos) la verdadera identidad de su prima. Sería capaz de delatarla en medio de un ataque.

Y, por supuesto, la escena de la Guardia ha sido lo mejor! Ya era hora de que empezaran a repartir hostias a los traidores! Muy buena la muerte de Locke, y fantástica la introducción de Bran dentro de Hodor. Y buenísima la muerte del pirado de los cuchillos, al que ya le tenía yo ganas. Pero también me da mucha pena que no haya podido reencontrarse con Jon. Esta ya es la segunda vez que les pasa, pobrecillos; están condenados a no estar juntos nunca.

Me ha gustado tanto este capítulo que no he echado de menos ni a los Salvajes, ni a Asha/Yara, ni a Theon... Espero que los demás sigan en la misma línea. Y ojalá que la batalla del Muro sea como me la estoy imaginando.

Malena dijo...

A mi lo que me descolocó del cuento de Bran fue el abuso de recursos culebrónicos: el desencuentro de los hermanos, el que el único que sepa donde esté Bran sea el villano, el que le crean a Locke que no deben acercarse a la choza, etc. Pero lo compensó con creces la intervención de Hodor y la muerte de Locke.
Yo también prefiero el retorno de Pod, El Inocente.
En cuanto a lo del la brevedad de la boda en El Vale, se debe a que escasos de tiempo, los productores prefirieron enfocarse en un discurso plagado de trasfondo antiguo y de información sobre el pasado villano que comparten los novios.