sábado, 30 de noviembre de 2013

Viajando entre mundos distópicos


En la entrada anterior, comentaba lo de moda que se han puesto las novelas juveniles de temática distópica. Supongo que es un género que le viene como un guante a estos tiempos de crisis, cuando quien más y quien menos desconfía de unos gobiernos que nos ha traicionado y sueña con rebelarse contra ellos y derribarlos. Admito que no he leído todas las novelas distópicas que se han publicado, pero sí creo que he llegado el momento de publicar mi pequeño ranking particular. Si puede servir de guía para alguien que esté pensando en adentrarse en el mundillo, mejor. Y si no, siempre nos puede servir para intercambiar opiniones, como de costumbre. No están todas las que son, pero sí son todas las que están.


ZONA VERDE: LOS IMPRESCINDIBLES

-Los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins: Por supuesto, no podía faltar el ya clásico que dio el pistoletazo de salida para todos los demás.
¿Puntos fuertes? Los personajes, la sociedad distópica creada (una maravillosa y aterradora recreación, bastante fidedigna, de lo que podría haber sido nuestro mundo si no hubiera habido judeo-cristianismo y el Imperio Romano hubiera sobrevivido hasta nuestros días)-
¿Puntos débiles? El tercer y último volumen, sobre todo en su tercio final. Demasiadas desgracias, muy preciptadas, y un final bastante frío para un triángulo amoroso que tuvo en vilo a todo el mundo.
Nota: 9

-Origen, de Jessica Khoury: Uno de mis últimos y más grandes descubrimientos, que ha supuesto un balón de oxígeno para un género que ya parecía agotado.
¿Puntos fuertes? Una protagonista humana, unos secundarios bien trabajados, una intriga y un misterio absorventes y sin cabos sueltos, ¡y es autoconclusivo!
¿Puntos débiles? La historia de amor podría haber dado más de sí.
Nota: 9


ZONA AMARILLA: ACEPTABLES PERO MEJORABLES

-Divergente, de Veronica Roth: Nos presenta una sociedad dividida en cinco castas, cada una de las cuales se ocupa de controlar una faceta de la sociedad. Es una trilogía de la que sólo hay publicados dos volúmenes; aún falta un libro para terminarla.
¿Puntos fuertes? El ritmo con el que está escrito, capaz de enganchar a cualquiera.
¿Puntos débiles? La sociedad distópica es un poco increíble y simplona, y las reacciones emocionales de los personajes en momentos de alto dramatismo son demasiado frías como para ser creíbles.
Nota: 7

-La Huida, de Emma Pass: Otro libro único que al parecer es autoconclusivo, cosa que me desconcierta porque deja en final tan abierto que me quedé convencida de que habría una segunda parte.
¿Puntos fuertes? Por fin se deja de triángulos amorosos para centrarse en la acción pura y dura. Bien escrito, mantiene la tensión y la intriga.
¿Puntos débiles? Ciertas "sorpresas" que te estás esperando desde el principio, otras "sorpresas" demasiado cogidas por los pelos como para ser creíbles, y que deja ciertas incógnitas abiertas que pedirían una segunda parte.
Nota: 6,5

-Juntos, de Ally Condie: Otra trilogía (uy, qué raro), que nos muestra una sociedad donde hasta los más mínimos detalles de la vida de los indivíduos (incluyendo quién será su pareja o cuántos hijos deben tener) está controlado por el gobierno.
¿Puntos fuertes? La sociedad distópica, aunque mejorable, es interesante, sobre todo en el primer libro. Los personajes no están mal.
¿Puntos débiles? Que la historia flojea hacia el segundo, sacrificando el trasfondo social y el desarrollo de los personajes en detrimento de la acción, y una resolución un poco inverosímil.
Nota: 6,5

-Marca de Nacimiento, de Caragh M. O'Brien: Otra trilogía más, futurista pero involucionada tecnológicamente.
¿Puntos fuertes? La valentía de tratar temas poco comunes en la literatura juvenil: la maternidad, el aborto, los hijos, la genética, las diferencias entre matriarcado y patriarcado.
¿Puntos débiles¿ A pesar de que la historia en general está bien construida, hay algunas lagunas respecto a la explicación del comportamiento de algunos personajes, y algunas situaciones inverosímiles (por ejemplo, que una chica de dieciséis años se convierta en líder de su comunidad, o que teniendo una deformidad facial todo el mundo se enamore de ella).
Nota: 6


ZONA ROJA: MEJOR DÉJALOS DONDE ESTÁN

-Traición, de Scott Westerfeld: Trilogía hasta hace poco, aunque una secuela (que no he leído) la ha convertido recientemente en tetralogía.
¿Puntos fuertes? Es original y se lee fácilmente. Contiene una dura crítica a la exaltación de la imagen por encima de todo en detrimento de otros valores, algo muy común en nuestros tiempos.
¿Puntos débiles? Una sociedad que de tan increíble es absurda (si todos los ciudadanos están de fiesta en Nueva Belleza, ¿quién sostiene la economía? ¿Y cómo consigues que un montón de jóvenes descerebrados que no hacen otra cosa que irse de fiesta decidan de repente estudiar, trabajar y formar familias como adultos responsables?), una protagonista tonta del culo, y una historia de amor floja y poco creíble.
Nota: 5

-B1terman, de Santiago García-Clariac: De momento hay un libro publicado. Se supone que la saga continúa, aunque no seré yo quien pierda tiempo leyéndola.
¿Puntos fuertes? Que el escritor es español y que el comienzo es interesante.
¿Puntos flojos? Personajes flojos, trama insostenible, parece escrito por un niño de 12 años. Como no me gusta redundar, podéis leer mi crítica de esta novela aquí.
Nota: 2


De momento, esto es todo lo que yo he leído. ¿Los habéis leído vosotros? ¿Recomendaríais alguna saga distópica que no sea "más de lo mismo" (entiéndase por "más de lo mismo" a chica rebelde metida en triángulo amoroso que se convierte en líder de una revolución social).

7 comentarios:

Malena dijo...

¿Cómo estás? ¿Cómo está el pasajero? Se está hablando mucho de Divergent porque la van a hacer serie de televisión, pero no me atrae. Tampoco me atraen mucho las sagas juveniles. Me quedo con las distopias clásicas: La naranja mecánica, Fahrenheit 451, Logan´s Run y La maquina del tiempo. Pero tienes razón es lo que esta de moda.

Laura Sánchez Méndez dijo...

No conozco la mayoría de los títulos, pero me hago una idea de las que creo que me pueden gustar. Añadiría al ranking la eterna "1984" y "Battle Royale", que se publicó en castellano este mismo año. En cuanto a "Divergente", ya he visto el tráiler en el cine y me ha parecido una fantasmada.

Anónimo dijo...

Hay una distopía de verdad, no como los juegos del hambe.
Y sobre todo, es una distopia fantastica, no ciencia ficción.

Es un cuento de 100 paginas titulado "Corazón de Hierro", y esta en el libro "El bosque de los sueños", premio literatura IyJ 2002, creo.


.....hola estelwen¡¡¡¡

Llevo 4 años intentando leer ESDLA y voy la miitad de las dos torre, que hago?

Estelwen Ancálimë dijo...

Malena y Laura: No he incluido en la entrada obras como "Farenheit 451", "Un Mundo Feliz", "1984" o "Blade Runner", porque quería hablar de la literatura juvenil distópica actual, no de esos clasicazos para adultos que, desde luego, están todos recomendadísimos :-)

Anónimo: ESDLA es un libro (hablo de libro, no de trilogía, porque Tolkien lo escribio como una únia historia y lo de dividirlo en tres fue cosa de sus editores por razones comerciales) muy especial. A mí me encantó, pero entiendo que no le guste a todo el mundo porque tiene un lenguaje muy poético y descriptivo. Si te gusta la historia, continúala. Si no, céntrate en otros libros; tal vez este no sea el adecuado para ti, o no sea el momento adecuado para leerlo ;-)

Sopho dijo...

Dejé el comentario donde no debía xD.

Los Juegos del hambre es una buena distopía con un ritmo trepidante (al menos en los dos primeros libros), una protagonista interesante y unos secundarios que dan escribir un montón de fanfics. Siempre sentí especial cariño por Effie Trinket, la escolta de Katniss y Peeta, desde que vi su entusiasmo ante unos acontecimientos tan terribles como los juegos supe que sería interesante ver lo que pasaría con ella si se encariñase de alguno de sus tributos, y así fue, aunque me sentí triste de que apareciese tan poco en Sinsajo. Para mi es un personaje bastante más fuerte de lo que parece, tiene su mérito el haber aguantado año tras año junto a Haymitch la muerte de sus tributos... normal que uno se haya refugiado del mundo con el alcohol y la otra tras esa máscara de maquillaje y esa permanente sonrisa. Siempre me gustó más las interacciones de estos dos que el triángulo amoroso, por cierto.

El Juego de Ender me pareció muy bueno. El conflicto que vive el protagonista tiene bastante miga, y me pareció que trataba con mucho realismo el tema del acoso escolar.

Me estoy leyendo Battle Royale y me está gustando. Me gusta como escriben los autores nipones. Otro que tal es Kazuo Ishiguro con "Nunca me abandones", que no sé si será una distopía, pero es un libro muy nostálgico y misterioso que consigue emocionarte sin cargarte demasiado con el melodrama. Si te digo de qué va te estropearía la lectura, así que mejor me callo.

Sword-woman Ríona Bandraoi dijo...

De tu lista sólo he leído Loa Juegos del Hambre (también The Handmaid's Tale, que es probablemente la distopía más escalofriante que he leído nunca :( ). Estoy de acuerdo con lo del último tercio de Mockinjay, es un poco demasiado precipitado. La resolución del 'triángulo', sin embargo, me pareció bien. Nunca me han gustado los triángulos, y mientras que Peeta no me disgusta, Gale me gusta bastante poco. Aunque puedan entrarle dudas, yo creo que los libros dejan claro que Katniss no está interesada en una relación romántica con Gale, y no me parece bien que él fuerce tanto la situación, sin intentar entender que ella lo ve básicamente como a un amigo. Los besos desprevenidos sin consentimiento mutuo están en mi lista negra y tienen una nota de 'romanticismo' de cero :/ Por lo demás, me parece una trilogía muy interesante,con personajes femeninos empoderados, crítica y valores.

Estelwen Ancálimë dijo...

Hum, pues a mí siempre me dio la sensación contraria: que ella siempre se sintió atraída por Gale y que Peeta fue un pagafantas hasta el final. Por ejemplo, cuando en el primer libro dice que se siente celosa cada vez que otras chicas miran a Gale con interés, o cuando en el segundo libro lo azotan por cazar un pavo y ella, mientras lo vela cuando está herido, se da cuenta de que lo ama: "Gale es mío. Yo soy suya. ¿Por qué ha tenido que hacer falta que lo azoten hasta casi matarlo para darme cuenta?".
De hecho, la resolución del triángulo me parece sosa porque, al final, parece como si Katniss llegase a la conclusión de que no quiere estar con Peeta porque realmente lo quiera, sino que lo que quiere es la tranquilidad y la seguridad que le puede dar, ya que Gale es demasiado fogoso, demasiado lleno de odio, y encima le tiene rencor por lo de Prim. Vamos, que no escoge a Peeta porque lo ame más que nadie en el mundo, sino porque Gale ya no es una buena opción para ella. Y a mí eso me dio basante rabia, porque siempre he creido que Peeta se merecía más que eso.